Music and Messaging for Business

Un recurso de gran valor que indudablemente influye para conseguir ofrecer experiencias de compra memorables es un buen ambiente musical en tu establecimiento. Es necesario diseñar una ambientación musical personalizada a cada tipo de negocio.

¿Cómo el comportamiento del consumidor puede ser condicionado a través de la música?

La música aumenta la producción de la “hormona de la alegría”, aumentando la predisposición a comprar.

La ambientación musical proporciona intimidad, haciendo que el cliente se sienta más cómodo y pueda intercambiar impresiones con sus acompañantes.

El ritmo de la música condiciona la actividad. Si no se utiliza de manera excesiva, puede “relajar” o “acelerar” al cliente, a través de un pequeño aumento del ritmo cardíaco.

La música hace viajar. La música, junto con los perfumes y aromas, tienen la propiedad de sugerir lugares reales o imaginarios. Esta característica es fundamental para la presentación de ciertos productos y negocios. La música predispone a ciertas actividades. La ambientación musical puede predisponer al cliente a hablar, a probarse ropa, a bailar, etc.

La ambientación musical también es branding. Dentro de la filosofía de cada marca existen elementos estéticos que constituyen una parte importante de su propuesta: decoración, comunicación, vestuario del personal, etc. La música ambiental es otro elemento dentro de esta propuesta,

Una buena ambientación musical unida nuestros medios técnicos de gran calidad y a un personal altamente cualificado conseguirán, sin duda, una experiencia de compra memorable para tus clientes.